top of page
Buscar
  • Foto del escritorenvapro

Seis estrategias efectivas para reducir el desperdicio alimentario en tu restaurante

El desperdicio alimentario es una cuestión crítica en la industria de la restauración ya que puede tener un impacto negativo en el medio ambiente además de en los resultados económicos del negocio. La comida que se tira a la basura o se descarta en los restaurantes, bares, cafeterías o empresas de catering procede en ocasiones de sobras no guardadas adecuadamente, comidas preparadas en exceso, caducidad de los alimentos, etc., por lo que conviene tener en cuenta algunas prácticas para combatir este despilfarro dado que vivimos en un mundo en el que millones de personas sufren hambre y desnutrición.



La mayorista de envases Envapro dispone de todo lo necesario en recipientes sostenibles para el reparto de comidas y bebidas, y orienta a sus clientes en la elección de los mejores productos para su delivery y take away, así como para ofrecer los restos de comida mediante envases respetuosos con el medio ambiente y polivalentes. La compañía recomienda las siguientes estrategias para evitar el despilfarro de alimentos en los negocios de hostelería:



Planificación de menús

A veces, los restaurantes no programan adecuadamente la cantidad de comida que necesitan para satisfacer su demanda, lo que puede dar lugar a un exceso de comida y desperdicio. Por ello, es importante planificar cuidadosamente los menús para evitar la compra de productos innecesarios, así como utilizar ingredientes que sean fáciles de almacenar y que tengan una larga vida útil. Esta planificación permite no solo controlar los gastos, sino también mantener los estándares de calidad, mejorar la eficiencia en la cocina y, por ende, aumentar la satisfacción de los clientes.



Medida de las raciones

La medida de las porciones en un restaurante supone establecer una cantidad específica de alimentos que se sirven en cada plato o ración, evitando posibles despilfarros de alimentos. Al realizar este tipo de control, el restaurante no solo consigue ahorrar gastos, sino también garantizar que sus platos tengan un sabor y una presentación uniformes. De esta manera, es posible crear una experiencia de marca coherente y garantizar que los clientes sepan qué esperar cuando acuden al restaurante.



Entrega de los restos al cliente

Esta práctica, cada vez más habitual en España, pasará a ser obligatoria en breve, una vez que entre en vigor la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, cuyo proyecto de ley fue aprobado en junio de 2022. Al entregar las sobras de comida al cliente, el restaurante se gana la confianza de los clientes que no pudieron terminar su plato en el restaurante y quieren disfrutarlo más tarde. Además, el negocio ahorra tiempo en la eliminación de residuos ya que reduce la cantidad de alimentos que tira a la basura. Consulta aquí algunos envases seleccionados por Envapro para la entrega de sobras de comida en los restaurantes.



Donación de alimentos

La donación de alimentos es una estrategia clave para ayudar a reducir el desperdicio alimentario en un restaurante. Además de los beneficios ambientales al evitar residuos, la donación tiene un impacto muy positivo a nivel social ya que supone una valiosa ayuda para alimentar a personas necesitadas y mejorar la seguridad alimentaria de la comunidad. De forma paralela, supone un plus para la reputación del restaurante ya que con la donación muestra su mejor cara como empresa socialmente responsable preocupada por el bienestar de la comunidad y el medio ambiente. Además, no hay que olvidar las ventajas fiscales ya que la donación se acompaña de deducciones fiscales permitiendo reducir gastos del negocio.



Nueva vida a los restos

Existen varias formas para utilizar de forma efectiva los restos de comida en los establecimientos de restauración para reducir residuos, promover la sostenibilidad. Una de ellas es creando nuevos platos. Por ejemplo, las sobras de carne se pueden utilizar para hacer salsas o caldos, además de croquetas, empanadas o hamburguesas. Las sobras de verduras pueden utilizarse para hacer ensaladas, y las de fruta para preparar tartas, mermeladas o compotas.



Compost

Los restos de comida pueden utilizarse también para hacer compost, dando así una nueva vida a los residuos orgánicos para fertilizar plantas y huertos. Muchos restaurantes pueden utilizar un sistema de compostaje en su cocina para reducir los residuos y producir abono para sus propios jardines.

Comments


bottom of page