top of page
Buscar
  • Foto del escritorenvapro

La importancia de la seguridad alimentaria en la comida para llevar

En la industria alimentaria, así como en el ámbito del reparto de alimentos en particular, la seguridad alimentaria es una prioridad indiscutible. Para los negocios que ofrecen comidas y bebidas para llevar, esta preocupación no se limita únicamente a la cocina, sino que se extiende a cada etapa del proceso: desde la preparación hasta la entrega del pedido al cliente, pasando por el envase utilizado y su transporte.



Por todo ello, los restaurantes y establecimientos que elaboran comida para llevar deben establecer sistemas de autocontrol basados en buenas prácticas higiénicas. Esto implica cumplir con la normativa sanitarias vigente además de promover una cultura de higiene y seguridad alimentaria entre todo el personal.


Para garantizar la seguridad alimentaria es esencial seguir una serie de recomendaciones básicas. Esto incluye aspectos como la identificación y comunicación de alérgenos presentes en los alimentos; la higiene personal y la limpieza de las instalaciones y utensilios de trabajo o la prevención de la contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocidos. Además, para el reparto de alimentos y bebidas es fundamental seleccionar envases desechables que cumplan los estándares de seguridad alimentaria y mantengan la frescura de los productos durante el transporte y la entrega.


1. Formación del personal

Es fundamental que todo el equipo sea consciente de la importancia de mantener la seguridad alimentaria en cada etapa del proceso. Desde el chef en la cocina hasta el repartidor que entrega el pedido, cada miembro debe comprender la importancia de su papel en la protección de la salud de los clientes.



2.Información sobre alérgenos

Antes de aceptar un pedido, es importante identificar si algún alimento contiene alérgenos que deben ser declarados. Esto implica informar de la presencia de alérgenos más comunes como los lácteos, frutos secos, gluten, mariscos o soja, además de otros menos conocidos, pero igualmente peligrosos como el sésamo, el apio o los sulfitos. Esta información debe transmitirse claramente al consumidor ya que algunas personas pueden experimentar reacciones alérgicas severas e incluso potencialmente mortales si se consumen alimentos que contienen estos alérgenos sin saberlo.



3.Higiene personal y de las instalaciones

Se deben mantener altos estándares de higiene personal, incluyendo el lavado de manos regular (especialmente después de manipular alimentos cruzados o contaminados, utilizar el baño o manipular dinero) y el uso de ropa limpia (delantales, gorros o redes para el cabello, etc.). Además, las superficies y utensilios de trabajo deben limpiarse y desinfectarse regularmente. Se deben utilizar productos de limpieza adecuados y seguir las instrucciones del fabricante para garantizar una desinfección efectiva.




4. Prevención de contaminación cruzada

Para evitar la contaminación cruzada, se deben separar adecuadamente los alimentos crudos de los cocidos y aquellos que contienen alérgenos de los que no. Esto incluye el uso de utensilios y áreas de preparación separadas. Por ejemplo, se deben dedicar tablas de corte y cuchillos exclusivamente para alimentos crudos, evitando su uso en productos cocidos o que no presenten riesgo de contaminación. Asimismo, es importante organizar los ingredientes y productos en el área de trabajo para asegurar que los alimentos crudos estén separados de aquellos cocinados.



5. Cocción adecuada y control de temperatura

Todos los alimentos de origen animal deben cocinarse completamente, a menos que estén destinados a servirse crudos, como el sushi o el ceviche. Asimismo, es esencial mantener los alimentos a temperaturas adecuadas durante todo el proceso, siguiendo un plan de control de temperaturas establecido por el establecimiento. Seguir estas pautas garantiza la seguridad alimentaria al tiempo que contribuye a preservar la calidad y frescura de los alimentos.



6. Recogida y entrega seguras

Durante la recogida y entrega de los pedidos, el personal debe mantener una higiene adecuada y garantizar el cierre correcto de los envases para evitar la contaminación. Por otro lado, el compartimento utilizado para transportar los alimentos debe mantenerse limpio y cerrado durante el trayecto, con la separación adecuada entre alimentos fríos y calientes para mantener su temperatura. Además, se debe minimizar el tiempo de entrega para garantizar que los alimentos lleguen en condiciones óptimas de temperatura y frescura.



7. Elección de los envases adecuados

Para garantizar la seguridad alimentaria en el envasado de comidas para llevar, es fundamental seleccionar envases desechables que cumplan con los estándares de calidad y seguridad. Esto incluye optar por materiales seguros y aptos para el contacto con alimentos, como el cartón laminado para contener alimentos grasos o líquidos, o el plástico libre de Bisfenol para evitar la transferencia de sustancias tóxicas. Además, es importante considerar el diseño del envase para garantizar su hermetismo y resistencia a la manipulación durante el transporte. Además de la seguridad alimentaria, el envasado adecuado también influye en la frescura y la calidad del producto. Los envases desechables deben ser diseñados para preservar la frescura de los alimentos durante el almacenamiento y el transporte. Esto implica la capacidad de mantener la temperatura adecuada, así como también la protección contra la humedad y la oxidación. Un envase que no cumple con estos requisitos puede comprometer la calidad del producto y afectar la experiencia del cliente.



Descubre el Catálogo de Envapro con más de 3.500 referencias en envases desechables para delivery y take away, y Contacta el Equipo Envapro para recibir la atención personalizada de sus expertos en soluciones para foodservice para elegir los recipientes más adecuados para el reparto de comidas y alimentos.

Comments


bottom of page